Martín

Triunfador

Ha pasado por nuestras manos todo un campeón. Por poco no le vemos los ojos de lo bien que duerme, así que pudimos hacerle todas las trastadas que se nos ocurrían, desde ponerle las gafas de su mamá hasta convertirlo en una tortuga. Ha sido una delicia poder realizar una sesión con Martín antes de cumplir su primer mes.

error: Contenido protegido